En este momento estás viendo

«Vimos lo que lograron los artistas de reggaetón.  La Academia los escuchó. Eso es todo lo que pedimos: que nos escuchen ahora».

Después de criticar a la Academia Latina de la Grabación el año pasado por la falta de artistas de reggaeton nominados en las principales categorías, J Balvin, Bad Bunny y Ozuna encabezan este 2020 las nominaciones con reconocimientos en las principales categorías. Su «berrinche» valió la pena.

Pero a medida que los artistas urbanos están obteniendo el reconocimiento que merecen desde hace mucho tiempo, los artistas regionales mexicanos están ahora lidiando con su propio fracaso en las categorías principales este año.

Siguiendo el ejemplo de los artistas urbanos que el año pasado comenzaron la campaña «sin reguetón, no hay Grammy Latinos», los artistas regionales mexicanos están diciendo «lo regional también cuenta».  

De hecho, las publicaciones en las redes sociales que han sido compartidas por un puñado de artistas y ejecutivos regionales mexicanos señalan que en los 21 años de existencia de los Latin Grammy, la música regional mexicana ha sido excluida de las categorías principales durante un total de 16 años.

La última vez que los artistas regionales mexicanos fueron nominados en las categorías principales fue en 2018, cuando «México Por Siempre» de Luis Miguel ganó el premio al Álbum del año. Ese mismo año también fueron nominados Ángela Aguilar y Christian Nodal en la categoría Mejor artista nuevo.

Antes de 2018, los artistas regionales mexicanos nominados en las principales categorías han sido pocos:  Intocable (2005), Vicente Fernández (2008), Los Tigres del Norte (2011), Marco Antonio Solís (2011), Pepe Aguilar (2016) y Joss Favela (2016).